Smart AttitudeSmart Attitude
Eres feliz - Última entrega - Plan de acción
  • 2

by Antonio J. Herrero

Comparte en tus redes sociales...Share on Facebook6Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn4Pin on Pinterest1Email this to someone

La satisfacción de ver tus metas cumplidas cuando trabajas con un plan de acción, aunque el camino sea duro

Cuando planificas tus metas y elaboras un plan de acción con tareas específicas de lo que que tienes que hacer.

Los objetivos que te marcas a largo plazo se empiezan a materializar.

Planificar metas no es fácil, aún así, mucha gente dice que tiene metas, pero que las tienen en su cabeza.

Cuando pones tus metas por escrito y elaboras un plan de acción, también por escrito, al escribirlo y ponerlo en un papel, ya se empiezan a hacer realidad.

Al escribir el plan de acción y ponerlo sobre un papel, te obligas a estrujarte tus neuronas para definir cada una de las tareas que hará que tus metas se vean cumplidas.

Que lo pongas por escrito no significa que sea inamovible.

El plan de acción se debe de ir revisando y modificando a medida que avanzas en el camino que te lleva a ver tus sueños hechos realidad.

Yo hice mis sueños realidad al poner mis ideas por escrito y al realizar un plan de acción concreto y específico.

Un plan de acción que a día de hoy sigo desarrollando y adaptando a medida que avanzo en la vida.

Puedes cambiar tu vida, tan solo la has de planificar.

Como dijo Henry David Thoreau:

“Me pareció que quizás tenía otras vidas que vivir y que no podía dedicar más tiempo a esta”

Te dejo con el vídeo de esta semana:

Y también, como siempre, te dejo la transcripción del vídeo por si prefieres leerlo:

Transcripción del vídeo

El lunes ya vuelve casi todo el mundo al trabajo.

Casi todo el mundo vuelve al estrés del día a día.

Sus cerebros se conectan en piloto automático y prosiguen sus vidas,

esclavos de sus viejos hábitos.

Siguiendo con mi historia, la semana pasada te decía que mi empresa estaba herida de muerte.

O le inyectaba más dinero (cosa que no quería hacer porque como te dije era una empresa que me tenía esclavo y ya había pedido tres préstamos) o buscaba una alternativa.

La segunda opción fue la que tomé.

Los dueños de una empresa de mecánica industrial me propusieron asociarme con ellos.

Si la cosa salía bien, podría delegar en ellos parte de mis tareas administrativas y dedicarme a la nueva empresa que quería montar y si salía mal…

Si salía mal, tendría que cerrar y me quedaría todo el tiempo del mundo para la nueva empresa, eso si, sin ingresos económicos de ningún tipo.

Y esto fue lo que pasó, tuve que cerrar con un concurso de acreedores.

El cierre de mi primera empresa

La verdad es que fue más traumático de lo que en mis peores pesadillas podría imaginar.

Despedir a todos los trabajadores que llevaban muchos años conmigo.

Dejar de pagar a algunos proveedores que más que eso eran amigos.

Algunos, incluso NO pagándoles, se ofrecieron a prestarme dinero para poder salir del bache. Pero era demasiado y no acepté.

En la vida personal también me afectó, tanto que acabé por divorciarme y vendiendo mi casa para pagar todas las deudas que contraje.

Ahora estaba en la cuerda floja, sin ingresos, sin casa, sin familia…

Empezar de cero

Tocaba empezar de cero.

Durante algún tiempo estuve trabajando como comercial freelance de algunos de los proveedores con los que trabajaba que me ofrecieron trabajo (Encima de que no les pagué…)

Ya te he dicho que la relación cliente-proveedor se había convertido en amistad.

El problema, ganaba justo para cubrir mis gastos de alquiler, coche, etc. Pero, por el contrario, me robaba casi todo el tiempo y no conseguía arrancar mi nueva empresa.

Pasaron las semanas, los meses y no avanzaba.

Mi nuevo amor

Con el tiempo conocí a una maravillosa mujer con la que entablé una relación.

Al cabo de unos meses me propuso irme a vivir con ella y con sus dos hijos en un piso que se acababa de comprar, pero antes había que arreglarlo “un poco”.

El 21 de diciembre de 2014 comenzamos nuestra nueva vida juntos en ese pisito, después de haber sudado lo indecible en el arreglo que acometimos entre los dos en horas libres.

Así sucedió todo el 2015, malviviendo con las comisiones que conseguía como comercial freelance.

Y para más inri, una empresa italiana para la que hacía de comercial me dejó a deber 9.000€ en comisiones que nunca más vi.

Decisiones y ajustes en el plan de acción

Así que, a finales de 2015, analizando la situación con mi pareja, tomamos dos importantes decisiones.

Dado que no conseguía arrancar mi nueva empresa.

Y que los trabajos como comercial freelance no me daban para vivir.

Mi pareja me dijo que dejara de hacer de comercial y que montara y lanzara mi nueva empresa.

Infinidad de veces le había comentado el proyecto y estábamos convencidos de que funcionaría.

Mientras no arrancara el negocio viviríamos de su sueldo apretándonos el cinturón.

Y la segunda decisión que tomamos fue la de casarnos en febrero de 2016.

El 20 de febrero nos dábamos el “Si quiero”.

A la vuelta del mini-viaje de novios a los Pirineos, comenzamos las obras del local que alquilamos.

La inauguración del nuevo proyecto

Plan de acción - Inauguración de las oficinas de Smart Attitude, S.L.

Inauguración de las oficinas de Smart Attitude, S.L.

Las metas y el plan de acciones que había diseñado hacía unos años, empezaban a materializarse y el 20 de mayo de 2016 inauguramos las nuevas oficinas.

Los inicios son difíciles y conseguir clientes es lo que más cuesta cuando empiezas. Bueno, la verdad es que siempre cuesta conseguir nuevos clientes.

Evidentemente el primer año se cerró con pérdidas cuantiosas. Pero a día de hoy (un año y tres meses más tarde) ya empezamos a cubrir gastos y las expectativas son muy buenas.

Mi plan de acción se va haciendo realidad

Pero lo más importante, ahora NO soy esclavo de mi negocio.

Trabajo cada día para definir el Sistema que más adelante será el motor de mi negocio y lo hará funcionar y generar ingresos sin que yo tenga que estar presente.

Esta es la diferencia, lo que me ha hecho ser una de las personas más felices de la capa de la tierra.

Haciendo lo que me gusta y dedicando el tiempo que se merecen mi familia, mis amigos y, sobre todo, mi salud.

Ahora mismo, aparte de hacer Mentoring con unas cinco empresas, ayudándoles a hacer crecer sus negocios atacando el marketing y la estrategia de sus empresas, estoy desarrollando info-productos para vender por internet.

El proyecto sigue avanzando (y cambiando)

Es por este motivo que durante el mes de septiembre (y probablemente durante el mes de octubre) no voy a escribir más artículos ni voy a hacer vídeos para el blog.

(Bueno, igual me da el mono y te preparo alguno por sorpresa)

Porque estoy preparando una serie de formaciones sobre Metas, Mapas Mentales… Que te ayuden a pensar y a poner tus ideas sobre el papel.

Para después, con el programa de metas, desarrollarlas y hacer un plan de ejecución, por escrito, para hacerlas realidad como yo mismo he hecho.

Seguramente sacaré una primera versión beta que ofreceré a diez de vosotros para testearla.

Tan sólo te costará que me dejes un testimonio de como te ha funcionado al acabar el programa.

Espero que para principios de noviembre volverás a tener noticias fresquitas mías.

Empieza tú ahora mismo

Hasta entonces, trabaja en tus metas y en tus objetivos a largo plazo.

Haz un plan por escrito con las acciones precisas que tendrás que hacer para que se hagan realidad y no arranques septiembre en piloto automático.

Usa tu cabeza, párate y piensa, en todo lo quieras que hagas.

Piensa si eso que vas a hacer te va a ayudar a cumplir tus metas o si simplemente te está distrayendo y alejándote de ellas.

Piensa si lo que haces, ¿te acerca a tu felicidad o te aleja de ella?

Nos vemos por aquí.

Napoleón Hill

Me despido con una frase de Napoleón Hill, de su libro “Piense y hágase rico”:

“Si tú eres de los creen en que el trabajo duro y la honradez, por si solos, te van a proporcionar riqueza, ¡Estás muy equivocado!

La riqueza, cuando aparece en grandes cantidades, nunca es sólo como resultado del trabajo duro.

Cuando aparece, la riqueza es el resultado de exigencias definidas, basadas en la aplicación de planes definidos, y nunca se debe a la suerte ni al azar.”

“Todo lo que el hombre crea o adquiere empieza bajo la forma de un deseo, un deseo que se asume desde su primera aparición y va desde lo abstracto hasta lo concreto, en el taller de la imaginación, donde se crean y se organizan planes para su transición.

La formación de un plan, definido y práctico, mediante el cual esa transformación puede llevarse a cabo es uno de los pasos primordiales para alcanzar el éxito.”

Y esto es lo que podrás conseguir con mi nuevo programa de metas que saldrá a la luz en noviembre de este año.

Hasta entonces recibe un fuerte abrazo.

Gracias

Antonio J. Herrero

Comparte en tus redes sociales...Share on Facebook6Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn4Pin on Pinterest1Email this to someone
Antonio J. Herrero
About Antonio J. Herrero

Ingeniero Técnico, empresario desde 1996, he montado 5 pequeñas empresas, en el año 2013 decido seguir mi verdadera pasión para formar y asesorar a pequeños empresarios y autónomos para ayudarles a pasar de Auto Empleados a Empresarios. Si crees que puedo ayudarte, contacta conmigo.

2 Comments

  • Josep Montañés
    7:13 PM - 7 septiembre, 2017

    Antonio, tienes toda la razón hay que conectarse ya en septiembre.
    Estaré dos meses deseoso de tener y recibir tus videos…..
    Espero con ansia el nuevo proyecto de Metas
    saludos y suerte
    Josep Montañés

    • Antonio J. Herrero
      8:03 AM - 8 septiembre, 2017

      Muchas gracias Josep.
      Ahora ya sabes, durante estos dos meses a ponerse las pilas y a trabajar duro en tu proyecto.
      Un abrazo.

Leave a Comment

Eres feliz - Última entrega - Plan de acción
Con un Plan de Acción las Metas se hacen realidad