Trabajar por Metas y su relación con las personas de éxito

Está demostrado que trabajar por metas es un hábito estrechamente relacionado y muy común en las personas de éxito.

Cuando digo éxito, no me refiero a éxito financiero exclusivamente. Me refiero a tener éxito en cualquier área de tu vida. Desde el éxito financiero a acabar una Media Maratón.

Trabajar por metas - MM 6 de febrero de 2012Cruzando la Meta en mi primera Media Maratón conseguida al trabajar por metas.

Granollers 6 de febrero de 2012

De pequeños, tomos hemos soñado despiertos. Nos hemos imaginado que queríamos ser de grandes, pero poco a poco esos sueños van desapareciendo. A medida que nos hacemos mayores, soñamos cada vez menos.

Esta capacidad de soñar ha ido desapareciendo a base de escuchar frases como:

  • Tienes muchos pájaros en la cabeza.
  • Vives en las nubes.
  • Hay que tocar con los pies en la tierra.

Además, no conozco a ninguna escuela o universidad en nuestro país donde te enseñen a trabajar por metas.

El establecimiento de tus Metas determinará la persona en la que deseas convertirte.

Es lo que te va permitir desarrollar todo tu potencial como ser humano único y especial.

 

¿Qué es una Meta?

La mejor y más acertada definición de una Meta que he encontrado es la siguiente:

«Una Meta es el Fin valioso Que una persona persigue. Enfocando Sus acciones De forma predeterminada Y continua Hasta conseguirlo.»

Trabajar por metas

Una Meta es el Fin valioso.

Un Fin es algo tangible o intangible que esa persona aún no tiene y desea tener. También es valioso porque lo que persigues realmente vale la pena, el esfuerzo y el tiempo que vas a tener que dedicar hasta obtenerlo.

Si no es algo que te motive, es muy probable que, ante las dificultades, abandones la lucha por conseguirla.

Que una persona persigue.

Indica que persigues alguna cosa que quieres conseguir y en toda persecución hay baches, obstáculos, barreras, etc. que te harán más difícil conseguirlo.

Piensa que, los baches, fracasos y agujeros en los que caes, son los cimientos de tus sueños si aprendes la lección que te brindan.

Enfocando.

Para acertar a un objetivo le has de apuntar bien.

Si no te enfocas en ese objetivo, en ese Fin, es muy probable que te disperses y acabes por no acertarle.

Sus acciones.

La consecución de metas y objetivos sin acción no es más que vagos deseos.

La materialización de cualquier deseo requiere acción.

De forma predeterminada.

Implica que esas acciones han de estar planeadas previamente, predeterminadas.

La acción sin un plan no es más que trabajo inútil en la mayoría de los casos.

Y continua.

Indica que no es algo que vas a conseguir enseguida.

Implica que tendrás que sacrificar tiempo de tu vida para obtenerla,

Hasta conseguirlo.

Esto implica que no te rendirás, que harás todo lo que sea necesario, que renunciarás a lo que haga falta, que los perseguirás sin descanso, que pagarás el precio, hasta que esa meta sea tuya.

«La habilidad de establecer metas y hacer planes para su cumplimiento es la “habilidad maestra” del éxito.» Brian Tracy

 

¿Cuál es la diferencia entre Objetivos y Metas?

Muchas veces se confunden los Objetivos con las Metas.

Las definiciones son contradictorias y son válidas todas.

Quiero expresar lo que son para mí y el significado que les voy a dar en todo lo que publique en esta web.

El Objetivo es algo más grande y menos específico que una Meta.

En esta web, cuando hable de Objetivos me estaré refiriendo a los Objetivos como Objetivos Vitales, logros a muy largo plazo.

Las Metas definidas correctamente son los conjuntos de acciones específicas que nos llevarán a conseguir esos Objetivos.

Se podría decir que un Objetivo es lo que hay en lo alto de la escalera.

Las Metas son todas las escaleras en sí que usamos para llegar arriba. Incluyendo todos y cada uno de los escalones que las componen.

Así el Objetivo sería el sumatorio de los resultados de todas las Metas.

Ejemplos

Comparándolo con el deporte, en ciclismo el Objetivo sería ganar la vuelta a España o el Tour de Francia.

Las Metas serían ganar las diferentes etapas, con la estrategia a seguir y las acciones de grupo que se tengan que realizar en cada una de las etapas.

En el mundo empresarial, el Objetivo podría ser montar una empresa que me de la libertad financiera sin que yo tenga que trabajar.

Y las metas serían todas las planificaciones que tendríamos que hacer año tras año, hasta conseguir una empresa con esas características.

Evidentemente, al trabajar por metas, en ocasiones no se pueden definir a la perfección ya que discurrirán por caminos desconocidos para nosotros.

Es por este motivo por lo que se han de revisar, replantear y corregir continuamente a medida que se avanza por el camino.

 

¿Por qué debería establecer Metas y planes por escrito para conseguirlas?

Los diversos estudios, todos ellos hechos en Estados Unidos de América, ya que aquí en España no hay cultura de fijación de Metas, determinan varios hechos:

La investigación realizada por la Dra. Gail Matthews, profesora de psicología de la Universidad Dominicana de California, sobre el establecimiento de Metas con 267 participantes,, determinó que:

  • tienes un 42% más de probabilidades de alcanzar el éxito con tus metas con tan sólo ponerlas por escrito,
  • si además las compartes y das a conocer tu progreso personal en su consecución con otras personas, el porcentaje de éxito se eleva a casi el 50%.

Puedes ver el informe de la Universidad Dominicana de California en inglés aquí.

Pero el estudio más famoso y que más circula en las webs de los gurús americanos acerca de trabajar por metas, fue el que hicieron un grupo de investigadores en la Harvard Business School.

(Aunque este estudio lo atribuyen a una leyenda urbana. Según revelan en sus estudios la misma Dra. Gail Matthews, el de Steven Kraus (un psicólogo social de Harvard) y los informes de investigación de la revista Fast Company no pudieron verificar que se hubiera hecho tal estudio.)

Supuesto estudio realizado en la Harvard Business School:

En 1979, se hizo una encuesta a los recién graduados del programa de MBA de Harvard y se determinó que:

  • El 84% no tenía ningún objetivo específico.
  • El 13% tenía objetivos, pero no los tenían por escrito en papel.
  • El 3% tenía metas y planes claros y escritos para lograrlos.

Diez años más tarde, en 1989, volvieron a encuestar a aquellos graduados obteniendo los siguientes datos:

  • El 13% de la clase que tenía metas estaba ganando aproximadamente el doble que el 84% que no tenía ninguna meta.
  • El 3% que tenía metas claras y planes claros por escrito ganaba, de media, diez veces más que el otro 97% juntos.

¿No te parecen reveladores los datos de estos estudios?

Trabajar por metas, poniéndolas por escrito con un plan específico y también por escrito, te da más garantía de éxito que teniendo tus metas en la cabeza. Y mucho más que si ni siquiera te las planteas.

 

Entonces, si las Metas son tan poderosas ¿Por qué la gente no se fija Metas?

Todos tenemos sueños. Todos ansiamos conseguir un estilo de vida determinado. El problema es que acabamos envueltos en las rutinas y frustraciones del día a día y esos sueños se disipan.

Trabajar por metas para conseguir tus Sueños

La mayoría de la gente no tiene ni idea del inmenso poder que reside en su interior, cuando es capaz de focalizarse en cambiar algún aspecto de sus vidas.

Se olvidan de este poder al focalizarse en las rutinas del día a día. Se colocan en piloto automático y se dejan llevar.

Todos los recursos que necesitas para convertir tus sueños en realidad están en tu interior, en letargo.

Los tienes esperando simplemente el día en que decidas despertar y ponerte a perseguir tus sueños.

Existen diversas razones por las cuales la gente decide no perseguir sus Metas y vivir vidas mediocres.

Estas son algunos de los errores que se cometen al trabajar por metas:

  1. No son buenos administrando su tiempo. Baja productividad

Para perseguir una Meta has de administrar muy bien tu tiempo. Vas a tener que hacer muchas acciones importantes que no se podrán posponer si quieres tener éxito. Por lo tanto, tendrás que encontrar el tiempo para hacerlas.

  1. Las Metas que se marcan no corresponden a lo que realmente quieren.

Cuando intentas conseguir algo que en realidad no quieres. Como cuando tus padres te imponen estudiar una determinada carrera.

Simplemente lo haces porque es lo que los demás esperan de ti o porque tú mismo crees que debes hacerlo por el motivo que sea.

En ese caso, será muy difícil que encuentres la motivación necesaria para realizar el esfuerzo que se requiere.

  1. Tu Meta o las acciones que tienes que realizar para conseguirla no están alineadas con tus valores más internos.

Cuando algo que debes hacer no está alineado con tus valores, aparece ese nudo en la boca del estómago, esa angustia que te impide hacerlo.

Si tu Meta no está alineada con tus valores, está condenada al fracaso antes de empezar. No vas a disfrutar haciendo algo que te provoca esa angustia.

  1. Falta de motivación.

Muchas veces queremos conseguir algo, pero no indagamos en el verdadero por qué queremos eso.

Primero debes preguntarte:

  • ¿Qué es eso tan importante para mí que quiero conseguir?

Y después indagar el verdadero y más profundo:

  • ¿Por qué quieres conseguir eso, por qué es tan importante para ti?

Descubrir el “Gran Por Qué” será lo que más te va a motivar.

  1. No pensar en los posibles obstáculos que se van a encontrar.

Mucha gente piensa que para ir de A a B va a ser en línea recta y por una autopista.

Trabajar por metas - El verdadero camino al exito

Cuando persigues una Meta van a aparecer obstáculos.

Si no lo tienes claro, en cuanto aparezca el primer obstáculo, te desanimarás y abandonarás.

  1. Centrarse en el resultado final y no en el camino.

Este punto es muy parecido al anterior.

Si cada vez que cumples un sub-objetivo no te premias, también perderás la motivación y pensarás que no merece la pena.

Cada paso que des te pone más cerca del resultado final y lo has de celebrar.

Para acabar mi primera media Maratón yo no pensaba en el Km 21.

Mi meta era conseguir llegar al Km siguiente en el tiempo que me había marcado.

Así, km a km conseguí acabarla en 2h y 4 minutos.

  1. Al planificar nuestras Metas subestimamos el tiempo y el esfuerzo que vamos a necesitar.

Este punto también va de la mano del punto 5.

Si no piensas en los posibles obstáculos que aparecerán por el camino, calcularás mal el tiempo y el esfuerzo necesarios para que llegues a tu destino con éxito.

  1. No las ponen por escrito.

Dejar las Metas en tu cabeza, como hace la gran mayoría de gente al trabajar por Metas, es como dejar un barco a la deriva en un mar embravecido.

Las Metas que guardas en tu cabeza muy probablemente se diluirán entre los más de 60.000 pensamientos por día que el ser humano medio experimenta.

Muchas veces no las ponen por escrito porque consideran que es una pérdida de tiempo.

Si, al trabajar por metas, no tienes tiempo para planificar las más valiosas.

¿De dónde sacarás el tiempo para ejecutar las acciones para conseguirlas?

  1. Procrastinación.

La Procrastinación es dejar de hacer las cosas más importantes, postergándolas para hacerlas más tarde, porque te parecen demasiado grandes o pesadas.

Se sustituyen por tareas más fáciles o más agradables de hacer. Aunque no sean tareas importantes.

Es un mal muy extendido que debes evitar a toda costa. La mejor forma es coger el hábito de desglosar las tareas grandes en pequeñas. Hacer la más grande e importante a primerísima hora, antes de de ni siquiera mirar el correo electrónico.

  1. Dejarse influenciar por personas negativas.

Si comentas tus Metas con personas negativas, sobre todo si son metas grandes y retadoras que te va a costar mucho trabajo conseguirlas, éstas te van a decir que no se puede, que es imposible.

Te van a minar la motivación y harán que abandones muy pronto.

Al trabajar por metas, no las comentes con personas negativas.

Hazlo con personas positivas, enfocadas en el trabajo por metas para conseguirlas también.

Te darán motivación y, al comentarlas con ellos, te darán compromiso al no querer defraudarlos por si fallas y ellos las consiguen.

Como hemos visto en el estudio de la Dra. Gail Matthews.

Si al trabajar por metas, las compartes y das a conocer tu progreso personal en su consecución con otras personas, el porcentaje de éxito se eleva a casi el 50%.

 

¿Qué vas a necesitar para fijar Metas con efectividad?

Auto Disciplina

Lo primero de todo es disciplina.

Si no eres capaz de reservar un poco de tiempo cada día para hacer planes para conseguir eso que más deseas

¿De dónde sacarás el tiempo para hacer las acciones necesarias para conseguirlo?

No te creas que, con solo pensar en ellas, por arte de magia, ya se van a cumplir.

Necesitas hacer cosas y esas cosas, se han de planificar para que sean efectivas.

Empezar ya

Deja a un lado la Procrastinación empieza todas las tareas ya. No lo dejes para empezar el próximo lunes o el mes que viene, o a principio de año.

Empieza ya, ahora mismo.

Al inicio de crear uno de mis cursos de metas, busqué a varias personas a los que les pregunté si querían participar como conejillos de indias.

Quería que probaran trabajar por metas para conseguir lo que más deseaban.

Cuando acabaran el curso necesitaba que me dieran feedback y su testimonio.

Es curioso que uno de los primeros a los que les di un primer borrador del primer módulo con los ejercicios me dijo:

“Uff cuanto trabajo, yo pensaba que esto iba a ser más fácil”.

No amigo mío. No va a ser fácil.

Al principio no te va a gustar porque vas a tener que coger el hábito de pensar, salir de tu zona de confort.

Pensar es una de las cosas que más energía gasta en nuestro cuerpo y nuestro cerebro es muy gandul. Por eso vas a encontrar mucha resistencia, te va a costar.

Luego cuando tu cerebro ya automatice esos nuevos hábitos (suele tardar unos treinta días si no fallas ni uno), te será mucho más fácil y no encontrarás tanta resistencia. Pero has de romper esa barrera.

Identificar viejos hábitos improductivos

Todos tenemos hábitos que hemos ido adquiriendo con los años.

Algunos son buenos hábitos y otros te limitan y entorpecen tu camino hacia el éxito.

Deberás identificar esos hábitos improductivos, que te hacen ir como si circularas con un coche con el freno de mano puesto.

Después deberás crear un plan para sustituirlos por hábitos más productivos.

Identificar tus valores

Los valores son los cimientos de nuestras vidas. Son la base donde se apoya la escalera del éxito.

Por eso es tan importante tener claro cuáles son esos valores que rigen nuestras vidas y que nos guían en la toma de decisiones importantes.

Teniendo presentes y bien claros nuestros valores, y siendo bien conscientes de ellos en cada momento, la toma de decisiones es mucho más coherente con nuestro SER.

Cuando actuamos sin tener consciencia de ellos y dejándonos llevar por las urgencias de nuestro día a día, hace que lo importante para nosotros se posponga.

Eso nos creas un gran malestar y una angustia que muchas veces no sabemos de dónde viene y que genera, cada vez, más y más estrés, cayendo en una espiral sin fin, que nos aleja de nuestras verdaderas metas y sobre todo, de nuestra felicidad.

Ante esta situación empezamos a tomar quehaceres para evadirnos de nuestra realidad, en busca de la ansiada felicidad.

Al tomar decisiones y al trabajar por metas basadas en nuestros valores, nos conducirá irremediablemente a ser más felices.

De otra manera, pasaremos la vida lamentándonos de ella. Sin saber que tenemos que hacer exactamente.

Motivación, la gasolina del alma

Para conseguir la motivación necesaria para poder planificar y realizar todas las acciones para poder cumplir tus Metas deberás Identificar en cada Meta el “Gran Por Qué” quieres conseguirla. ¿Cuál es ese sentimiento profundo por el cual anhelas conseguir esa Meta?

En los cursos de Metas de Smart Attitude, utilizamos un método para llegar al corazón del Por Qué más profundo, deshojando capa a capa como si de una cebolla se tratara.

Ese “Gran Por Qué” será el que te de la fe suficiente para creer a ciencia cierta que sin duda alguna conseguirás hacer realidad tus sueños a largo plazo, una fe muy necesaria para no perder la motivación.

Todos los planes e ideas por escrito por favor

Para la consecución de tus metas es imprescindible, VITAL, que absolutamente todo lo que hagas, planees, etc. lo hagas por escrito.

Ponerlo por escrito es el primer paso para hacerlo realidad. Para hacer que pase del mundo de las fantasías al mundo real.

En el programa te daré mucho material para que todo lo vayas poniendo por escrito de forma ordenada.

La mayoría de ideas nacen muertas y necesitan que se les inyecte el aire de la vida.

Esto se hace al trabajar por metas por medio de planes definidos de acción inmediata por escrito.

La mejor ocasión para cuidar una idea es el momento en que nace.

Mantén una libreta de ideas.

No dejes que se pierdan en el limbo de la marea de 60.000 pensamientos que tenemos al día.

Visualización

Al visualizar lo que quieres conseguir y como va a ser el camino o los pasos para conseguirlo. Estás previendo el futuro.

Podrás adelantarte a los obstáculos y posibles problemas que surgirán para poder adelantarte a ellos.

La visualización es una de las más potentes herramientas para conseguir hacer realidad tus sueños (Planificados en forma de Metas).

Por el momento, ves pensando en reservar algo de tiempo y en buscar un sitio tranquilo, donde no te interrumpan ni molesten, para poder realizar el ejercicio de visualizar el futuro que deseas. Tu Futuro.

Rodéate de gente positiva

Rodearse de gente con los mismos anhelos que tú. Comparte con ellos tus planes y tus avances.

Va a ser otra forma de motivarse a través del compromiso al trabajar por metas.

Ellos te van a motivar porque persiguen lo mismo que tú y creen que se puede conseguir.

La gente negativa te va a desmotivar. Te van a decir que no se puede. Que es imposible y van a minar tu fe.

Huye de ellos y, si no puedes, no les expliques nada de lo que estás haciendo. Cuanto menos sepan mejor.

Pero ¿Dónde encuentro gente positiva enfocada en conseguir sus metas?

Cuando realices el curso de Trabajo enfocado en metas de Smart Attitude y tengas ya más práctica, te puedes apuntar al club del taller de Metas que se realizará en las instalaciones de Smart Attitude, S.L. en Barcelona, una vez al mes.

Para asegurar que todos losa participantes son gente comprometida, positiva y enfocada en Metas, se deberá pasar un test de ingreso. Sólo se permitirá el acceso al club a los que superen el test.

Enfócate en la productividad personal

Al trabajar por metas, para hacer las cosas de forma efectiva, deberás enfocarte en ser más productivo.

Cuando digo ser más productivo no me refiero a hacer más cosas en menos tiempo.

Me estoy refiriendo a, en el mismo tiempo, hacer las cosas más importantes para asegurar el cumplimiento de tus Metas.

Deja de hacer las cosas triviales que no te llevan a ningún lado.

Puedes apuntarte al curso de Productividad Personal y Profesional (P3) de Smart Attitude.

En él te enseñaré técnicas de productividad enfocada en conseguir los mejores resultados, de la forma más rápida posible, para hacer realidad tus Metas.

Una reflexión final para trabajar por metas

Tu vida no empezará a ser exitosa hasta que:

  • identifiques con total claridad que es lo que quieres,
  • hagas un plan para conseguirlo
  • y trabajes en ese plan cada día hasta conseguirlo.

Este el principio de trabajar por Metas.

Hay cuatro tipos de personas al trabajar por metas

Al trabajar por metas encontramos a cuatro tipos de personas.

Son los que:

  1. Ni siquiera se las plantean.
  2. Se las plantean en su cabeza, pero no arrancan nunca.
  3. Se las plantean. Las ponen por escrito en papel con planes detallados. Pero se pierden por el camino porque nunca se ponen en marcha esperando el momento adecuado.
  4. Las plantean. Las ponen por escrito en papel con planes detallados y se ponen en marcha inmediatamente hasta conseguirlas. Estos son los que llegan al final de sus días con recuerdos y no con arrepentimiento a quedarles todos sus sueños por cumplir.

El trabajar por metas determinará la persona en la que deseas convertirte. Es lo que te va permitir desarrollar todo tu potencial como ser humano único y especial.

Entonces ¿A que grupo quieres pertenecer tú?